La ONUDD en su informe mundial 2007 estima que hay alrededor de 200 millones de personas que consumen alguna sustancia ilícita, entre las más consumidas se encuentra la cannabis, seguida de las anfetaminas, los opiáceos, la cocaína, la heroína y el éxtasis. De acuerdo con la OMS, el consumo y la dependencia de tabaco, alcohol y otras drogas están aumentando rápidamente y una de sus consecuencias es la contribución significativa a la carga mundial de morbilidad.

En México, los diversos estudios epidemiológicos, entre los que se encuentran las encuestas nacionales, las encuestas en población escolar, los sistemas de vigilancia epidemiológica y los estudios en poblaciones especiales, dan cuenta de las tendencias en el consumo de sustancias entre diversos grupos de población, entre las que destaca el aumento en el consumo por parte de mujeres y el inicio en el uso de sustancias a edades más tempranas.

Ante este problema, diversas instituciones mexicanas realizan programas de prevención para la población en general, cuyas estrategias corresponden a intervenciones universales que son útiles para toda la población, pero no son suficientes cuando los niveles de riesgo son elevados o cuando determinados grupos ya se están consumiendo drogas; en estos casos se requieren acciones más intensivas (NIDA, 2003), se trata de intervenciones selectivas e indicadas que son las recomendadas para los grupos de población a los que se dirige este proyecto.

Este proyecto que desarrollan de manera conjunta el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente y la Fundación Gonzalo Río Arronte, denominado Formación de redes de orientadores basada en modelos de intervención comunitaria se dirige a grupos de población vulnerable que requieren intervenciones selectivas, mismas que han desarrollado a partir de resultados de investigación y que han sido evaluadas, demostrando resultados muy favorables tanto en la disminución del consumo y sus problemas asociados, como en la prevención de dependencia severa.

El objetivo de este proyecto es la diseminación de modelos de intervención comunitaria en grupos vulnerables al consumo de drogas. La adopción de modelos de intervención en grupos de población específicos se promueve utilizando como vehículos de transferencia de conocimiento, tanto los manuales que han seguido un proceso de traducción del conocimiento, como los cursos de capacitación en modalidades presencial y en línea que se presentan en este portal, los cuales se ofrecen a instituciones y organizaciones que están en contacto con población vulnerable y están sujetos a un programa de implementación, seguimiento y evaluación Los Modelos de intervención comunitaria para población mexicana que se diseminan en este portal son:

  • Alcohol y drogas en centros de trabajo. Cómo hacer prevención
  • Intervenciones breves en adicciones
  • Mujeres y Depresión. Programa de Intervención Psicoeducativa
  • Familia y Adicciones. Apoyo para las familias que enfrentan el consumo de alcohol y drogas.
  • Subsistencia Infantil en la Calle y Drogas
  • Infancia, Adicciones y Salud Mental
  • dolescencia, salud mental y adicciones
  • Mujeres, prisión y drogas. Intervención desde la perspectiva de género y la reducción del daño
  • Prostitución y Drogas. Intervención para la reducción del daño

Los cursos que integran este programa de capacitación está diseñados bajo el enfoque de competencias, por ello han seguido un proceso de identificación y descripción de las competencias a desarrollar en cada uno de los cursos. Los contenidos de los cursos de capacitación están alineados con los objetivos de aprendizaje y las competencias determinadas Las actividades de aprendizaje y los instrumentos de evaluación están construidos para consolidar los conocimientos, desarrollar habilidades y generar actitudes que se ha previsto desarrollar en los orientadores para la adopción y el manejo de las intervenciones comunitarias.

Last modified: Tuesday, 17 December 2013, 1:16 PM